Facebook endurece su política de moderación de contenidos

Regresar
Introduce el texto
Últimas noticias
Facebook endurece su política de moderación de contenidos

La plataforma ahora suprimirá los anuncios que afirmen que las personas de determinados orígenes, etnias, nacionalidades, género u orientación sexual representan una amenaza para la seguridad o la salud de los demás.

Facebook endureció sus políticas de moderación de contenidos el viernes, al prohibir más tipos de mensajes de odio en los anuncios publicitarios y comenzar a colocar advertencias a las publicaciones problemáticas que decida no eliminar.

La mayor red social mundial lleva varias semanas sometida a una fuerte presión por parte de la sociedad civil, así como algunos de sus empleados, usuarios y clientes para ser más intransigente con los contenidos de odio.

Organizaciones como la Liga Antidifamación (ADL) y la asociación de defensa de los derechos de los afroestadounidenses NAACP, pidieron a los anunciantes boicotear a Facebook durante julio para presionarla a que regule mejor a los grupos que la utilizan para incitar al odio, el racismo o la violencia.

Al llamado respondieron afirmativamente el gigante de alimentos y cosméticos Unilever, la compañía estadounidense de telecomunicaciones Verizon, el fabricante de helados Ben & Jerry’s (Unilever), los fabricantes de artículos de ocio al aire libre Patagonia, North Face y REI, así como la agencia de empleos Upwork.

Zuckerberg habló el viernes sobre la preparación de la plataforma de cara a las elecciones presidenciales de noviembre y aseguró que las medidas tomadas son resultado «directamente de las sugerencias de una organización que defiende los derechos».

A diferencia de Twitter, Facebook se negó a moderar mensajes polémicos del presidente Donald Trump a fines de mayo, uno sobre el voto por correo (que trató como fraude electoral) y otro sobre las manifestaciones y disturbios que siguieron a la muerte de George Floyd, un afroestadounidense asfixiado por un policía blanco en Minneapolis.

Twitter decidió ocultar los comentarios del presidente y reducir su circulación potencial, aunque dejándolos disponibles para consulta.

Facebook toma así una postura a medio camino entre eliminar contenidos o no intervenir en absoluto, lo que era su política hasta ahora.

Leave your Comments