El vandalismo en pozos de Siapa genera significativos gastos y desabasto de agua