Viviendo con el mínimo

Regresar
Introduce el texto
Últimas noticias
Viviendo con el mínimo

*¿Cómo puedes “estirar” 55 pesos diarios?, esta es la historia de una joven madre soltera que se hace esa pregunta todos los días

Actualmente el estado de Nayarit pasa por una crisis económica en donde no se generan las suficientes fuentes de empleo para satisfacer las demandas de la sociedad. Los afortunados que cuentan con un empleo deben tolerar tener un salario mínimo o por debajo de este para así poder mantenerse, y deben “estirar el billete” para poder sacar adelante a toda una familia.

El empleo más común en Nayarit es ser empleado de mostrador en los pequeños comercios locales o formar parte de alguna de las cadenas comerciales que se han instaurado en el estado. En otras ocasiones lo único que se encuentra son trabajos temporales haciendo labores de repartidor, donde hay que caminar extenuantes horas por las calles de la capital.

Este es el caso de Sandra Luz Cruz de la Cruz, una joven madre soltera con cuatro hijos que trabaja como empleada de mostrador en una cadena comercial.

“El salario no alcanza, es poco para los muchos gastos que se vienen y más cuando tienes hijos en la escuela, zapatos, uniformes y otros gastos, pues en verdad no alcanza. Hay a veces tienes que pedir prestado, hacer cundinas y a veces no te alcanza para poder ahorrar”, dice Sandra Luz al explicar su situación.

Agregó que al tener hijos tan pequeños –sus edades están entre el año y medio y los 8 años de edad-, la situación se complica aún más, pues al tener un bebé se tiene que agregar a la carga monetaria el costo de los pañales y leche que requiere para su sano desarrollo. Sandra Luz dijo que en cuanto recibe su salario éste se le va en pagar deudas a cajas populares, cuotas escolares, servicios públicos y reservar lo mínimo suficiente para la alimentación.

“Llega el día en que vas a ganar tu dinero pero ya no te emociona porque ese dinero ya ni siquiera es tuyo”, comentó dejando ver en su rostro la desesperación que viven estas familias.

Tal vez lo más preocupante en estos casos no es el hecho de que puedan o no hacer rendir el poco salario que reciben, sino que esas familias han perdido toda esperanza de que las cosas puedan mejorar.

“Entran y entran gobiernos y siempre dicen que las cosas se van a solucionar, y que va ver más empleos y siempre se está yendo uno más abajo”, dijo Sandra Luz, quien antes de finalizar la entrevista nos comentó que ella tomará cartas en el asunto para mejorar su situación.

“En febrero pienso en ponerme a estudiar la preparatoria, que va ser otro gasto extra pero será con el afán de encontrar algo mejor”. En su mirada vimos la esperanza de que sus esfuerzos serán recompensados.

Leave your Comments