Secretaría de Salud aporta lineamientos para la regulación de la cannabis

Regresar
Introduce el texto
Últimas noticias
Secretaría de Salud aporta lineamientos para la regulación de la cannabis

*Se busca que la venta de cannabis sea un servicio socialmente responsable y facilitar programas de rehabilitación y tratamiento.

Al participar en el “Foro hacia una Política de Regulación de la Cannabis”, el Secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, recomendó a los legisladores incluir en el nuevo modelo de regulación, seis lineamientos que van desde la protección de la salud de las personas, en especial a la población infantil y adolescente, hasta promover la información basada en evidencia sobre etiquetado y condiciones de consumo para uso médico.

El funcionario federal Ricardo Monreal, señaló que en esta ruta de discusión y análisis se debe considerar un modelo de regulación responsable y adecuado a la realidad mexicana.

Entre sus propuestas se incluye: proteger la salud de las personas frente a un producto psicoactivo, válido para cualquier sustancia y no solo las de uso legal o ilegal. Además de respetar la autonomía de las personas, necesario y obligado.

Establecer la venta de cannabis en cualquiera de sus presentaciones como un servicio socialmente responsable, así como facilitar programas de rehabilitación y tratamiento para todo aquel que lo solicite en caso de tener algún problema derivado del uso de esta sustancia.

En su ponencia magistral, el doctor Alcocer Varela consideró que el mayor reto que se enfrenta en la elaboración de cualquier modelo de regulación es poder equilibrar este enfoque de salud pública con los intereses comerciales.

En el campo de la salud describió los beneficios terapéuticos en los pacientes con dolor crónico; para disminuir la presión intraocular, en los pacientes con patología frecuente en algunos casos de glaucoma y como antiepilépticos, en población joven diagnosticada con epilepsia refractaria, que no responde a los tratamientos tradicionales.

También se puede utilizar para contrarrestar vómito, náuseas, mejorar el apetito en los casos de pacientes que reciben quimioterapia o son tratados contra el VIH.

“El uso de cannabis para otros fines incluyendo los médicos o los recreativos, tienen que ponderarse, porque si no se pueden complicar el cuadro clínico, el pronóstico y evolucionar a patologías más graves”.

Para prescribir, el médico tendrá que considerar una serie de condiciones, como los antecedentes, rasgos o elementos que sugieran un posible problema de esquizofrenia en los pacientes, si han tenido recientemente un infarto al miocardio o un episodio cerebral.

El doctor Alcocer Varela presentó un panorama general del impacto a la salud, donde destacó que el uso combinado de cannabis con otro tipo de sustancias, aumenta el riesgo de urgencias médicas.

De acuerdo con la epidemiología, la marihuana es la droga más consumida en el mundo, por lo que destacó la necesidad de focalizar esfuerzos ante esta situación de urgencia.

Entre las consecuencias se encuentran el deterioro de la memoria a corto plazo ansiedad, ideas suicidas y afectación a otras funciones cognitivas.

Otro efecto negativo se presenta en la función cerebral, trae efectos neuropsicológicos, reducción del volumen del hipocampo, y disminución en la actividad neuronal, principalmente en una parte de la corteza.

En el consumo a largo plazo puede provocar aumento en el riesgo de malestares respiratorios, tos, bronquitis, que en caso de no ser controlados pueden causar enfermedad crónica pulmonar, pero sin ser una causa única directa. Se asocia a la esquizofrenia en población susceptible a esta enfermedad.

Leave your Comments