QUINTA OLA DE COVID ES MENOS VIRULIENTA, AFIRMAN ACADÉMICOS DE LA UNAM

lectura de 4 minutos

En esta etapa hay menos mortalidad y hospitalizaciones; sin embargo, se mantienen algunos riesgos asociados con la alta tasa de diabetes presente en el país y con la contaminación atmosférica, especialmente en urbes como la Ciudad de México donde se concentra el mayor número de casos, advirtió el coordinador de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus, Samuel Ponce de León Rosales.

Durante la conferencia de prensa a distancia “¿Hacia dónde vamos con la quinta ola de contagios?”, el también titular del Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS) de la UNAM hizo un recuento de la COVID-19 en el orbe: se calcula que han fallecido aproximadamente 20 millones de personas, pero podrían llegar hasta 26 millones.

“Hay 550 millones de casos contabilizados oficialmente alrededor del mundo, pero desde luego son muchos más y la cifra se podría multiplicar por 10 sin exagerar. Además, se han aplicado una cantidad extraordinaria de vacunas, más de 11 mil millones de dosis, lo que representa una epopeya espectacular”, consideró.

Advirtió que en México estamos en una fase acelerada del crecimiento de la quinta ola, y seguramente todos tienen conocidos que se han infectado a pesar de la vacunación. “Esperamos que tenga menor morbilidad y mortalidad, lo que no quiere decir que no vaya a incrementar su número de muertes, porque va a haber muchísimos casos de infección”.

Ponce de León refirió que en nuestro país hay situaciones complicadas, como la alta prevalencia de diabetes y el riesgo de COVID-19 grave con altos índices de contaminación, por lo que hizo un llamado a la prevención.

Al hacer uso de la palabra, la profesora de la Facultad de Medicina (FM) y coordinadora de las Clínicas de Diagnóstico para el Coronavirus, Yolanda López Vidal, detalló que de los pacientes valorados en la Clínica COVID-19 UNAM de febrero a junio de 2022, 489 reportaron ser asintomáticos (28.5 por ciento) y mil 242 (71.75 por ciento) manifestaron al menos un síntoma, que se expresó en una media de 3.86 días.

“Hay una probabilidad entre tres y cuatro veces mayor de obtener un positivo a la enfermedad cuando se presenta al menos un síntoma en comparación a cuando no se presenta ninguno”, comentó.

Agregó que ómicron parece ser menos virulenta que las variantes anteriores, pero no será necesariamente así en el futuro. “No hay ninguna razón para asegurar que las futuras variantes y subvariantes seguirán estas tendencias, por lo que sería sabio seguir realizando el monitoreo de todas ellas y las que aparezcan”.

Son factores de comorbilidad: la hipertensión, diabetes, obesidad y tabaquismo. “Presentan por mucho el mayor número de riesgo asociado a esta enfermedad”. Además, la contaminación perpetúa el proceso inflamatorio de la enfermedad y lo vuelve permanente, alertó.

Recientes