¿Quién gana más?

Regresar
Introduce el texto
Últimas noticias
¿Quién gana más?

En Nayarit gana más un limosnero que un profesionista.

Por Pedro Amparo Medina

El estado de Nayarit se encuentra en la Zona C de salarios mínimos en el país, por lo que un profesionista no gana necesariamente lo que merece ganar, esto se vuelve aún más frustrante cuando la percepción que se tiene es que personas que no están preparadas ganen mucho más que un profesionista en menos horas de trabajo.

Pero ¿dicha percepción es cierta? DOMINIO PUBLICO se dio a la tarea de hacer un pequeño experimento social al respecto. Para realizar este trabajo caracterizamos a un actor de indigente para que solicitara ayuda económica a los transeúntes; después de 40 minutos de recorrer las principales calles Tepic, logró recaudar los primeros 60 pesos. Luego nuestro actor pasó de caminar a quedarse en un lugar fijo y concurrido para que después de una hora de ardua actuación ganara la cantidad de 100 pesos sin mayor trabajo que pedir la ayuda de la gente. “Las personas que más apoyan y dan dinero son las personas mayores y maduras; mientras que los jóvenes y los que aparentaban tener una profesión me veían humillantemente, creo que hasta con desprecio y arrojo”, comentó nuestro actor al finalizar su labor. Tomando en cuenta los resultados de este experimento, resulta que un limosnero ganaría 24 mil esos al mes con ocho horas de labor diaria.

Para realizar una comparación más realista, le preguntamos a varios profesionistas nayaritas a cuánto se le paga la hora en sus trabajos; un comunicólogo gana 75 pesos la hora; a un maestro de escuela particular se la paga 80 pesos por hora; un profesor universitario gana 70 y un empleado de mostrador llega a ganar unos módicos 7 pesos la hora. Con esta información nos damos cuenta que un limosnero que trabaja la misma cantidad de horas que un médico del sector salud o incluso menos, puede llegar a ganar seis veces más. Esta es nuestra realidad. Con esa remuneración, hasta cierto punto se justifica la creencia de que es más redituable estirar la mano que prepararse para servir mejor a la sociedad. Tal vez por eso muchos jóvenes hacen a un lado sus estudios para conseguir trabajos más fáciles y con mayores ganancias, no por nada los jóvenes engrosan las filas del crimen organizado al ver frustradas sus esperanzas en estudios y empleo. Sólo queda cuestionarnos: ¿Podemos revertir esta situación?. ¿Aún estamos a tiempo? La moneda está en el aire…

Leave your Comments