Comer lento ayuda a adelgazar

Comer más despacio, dejar de “picar” después de la cena y no tomar nada dos horas antes de dormir ayudan a perder peso, dice un estudio publicado en BMJ Open. Los investigadores descubrieron que estos hábitos alimenticios reducen considerablemente la obesidad, la masa corporal y una menor circunferencia de la cintura.

Se encontró que de los 60,000 participantes, 22,070 personas comían rápidamente; 33,455 personas comían a una velocidad normal, y 4,192 personas estaban en el grupo de los más lentos. Los resultados mostraron que aquellos que comen más lento. tienden a ser más saludables y llevar un estilo de vida más sano.

El estudio concluye diciendo que: “Reducir la velocidad de alimentación puede ser eficaz para prevenir la obesidad y reducir los riesgos de la salud asociados a ella”.

Attachment

Leave a Comment